"Hay personas que llenan huecos en tu vida que no sabías que existían"

sábado, 26 de febrero de 2011

Un Paseo Por el Parque

Ayer, Turin tenia que llevar el coche al taller, así que en cuanto plegó de trabajar a las 8 de la mañana, salimos en procesión con los dos coches hacia Manresa. Digo "en procesión" porque a mi no me gusta demasiado correr (y mucho menos por una carretera llena de curvas como esa) y porque, aunque llevábamos el GPS, el lunes anterior ya nos equivocamos de camino.

Así fuimos, xino-xano, hasta el concesionario-taller situado a las afueras de la ciudad. Llegamos puntuales a las 9, dejamos su coche y nos vamos con el mio hasta el polígono próximo a desayunar. Después de cargar las pilas y despejarnos un poco, decidimos ir a Manresa a echar un vistazo por los centros comerciales de la zona.

No sé cómo me las apaño, pero casi siempre que voy con Turin a pasar el día mirando tiendas, acabo comprando algo... Esta vez fueron 2 camisetas y unos zapatos que me irán muy bien para el verano, pero que no tenía intención de comprar. Después de recorrernos varias tiendas más para pasar el rato, nos fuimos a comer.

Lo que mejor va después de comer es una buena siesta. ¿Dónde podríamos ir a echarnos una siestecilla sin que nadie nos moleste?Turin recordaba un lugar al que iba cuando era pequeño, así que lo buscamos y nos dirigimos hacia allí.

El Parc de L'Agulla es un parque enorme sembrado de césped, lleno de árboles, con una zona con un parque infantil para los críos y un lago grande (lástima que lo estuvieran arreglando y estuviera vacío... No se veía apenas gente. Buscamos un sitio tranquilo, alejado del resto de la gente y que no fuera demasiado transitado por paseantes o mascotas (de vez en cuando podías encontrar un "campo de minas"), extendimos una manta que suelo llevar en el coche y nos dispusimos a tomar un poco el sol. La temperatura era agradable a esas horas y corría una brisa fresquita. Lo único que sobraba era el taladro de las obras del lago. Estuvimos allí tomando el solecito unas 3 horas. A eso de las 17h, nos encaminamos al taller a recoger el coche y nos volvimos para casa.

Ojalá hubiera un parque como ese más cerca. Ahora que se acerca el verano, las tardes podrían pasarse muy bien tumbados al sol sobre la hierba viendo ponerse el sol.

Aunque, pensándolo bien, Manresa tampoco está tan lejos...

1 Comentarios:

Anónimo dijo...

Me alegro que te gustase el sitio.Volveremos ahí,seguro.

Turin.