"Hay personas que llenan huecos en tu vida que no sabías que existían"

viernes, 5 de febrero de 2010

Y fueron felices... O no.

¿Os acordáis de los cuentos que nos contaban de pequeños? ¿Alguna vez os ha dado por pensar qué pasa después del "fueron felices y comieron perdices"? Navegando por ahí he encontrado fotos de lo que podría ser la continuación de algunos de esos cuentos.

Fallen princesses es una rompedora visión de la artista Dina Goldstein que no deja indiferente, inspirada en la fascinación de su hija de tres años por las princesas de Disney y su deseo de ser como ellas.

Blancanieves con familia numerosa.


La sirenita Ariel encerrada en un acuario.


La princesa del guisante viviendo en un vertedero


Rapunzel mirando su preciosa cabellera mientras se somete a quimioterapia.


Una Caperucita Roja gordinflona dándole a la comida basura.


Cenicienta bebiendo sola en un bar.


Jasmine convertida en guerrillera .


Bella decía que la belleza está en el interior... ¿Pensará lo mismo estando bajo 4 kilos de botox?


La Bella Durmiente en un asilo. Me despierta ternura ver al viejo príncipe esperando que algún día despierte.


No se si ya las habíais visto, los que no espero que las disfrutéis tanto como yo y que os hagan reflexionar un poco, sobre todo a aquellos que tienen hijos expuestos al bombardeo de estereotipos.


8 Comentarios:

starfighter dijo...

Las fotos son geniales, me he reído mucho. Es verdad que siempre nos quedamos en el "y fueron felices", pero a ver si sobreviven a la vida cotidiana ;)

Niniel dijo...

Siemprenos quedamos ahí, en el fueron felices, esperando que nuestra vida sea igual de maravillosa, de color de rosa como en los cuentos. Luego, cuendo creces, te das cuenta de que en realidad solo son fantasias para hacerte las cosas fáciles en la infancia y ves que no todo es tan bonito como lo pintan en los cuentos y que algunos príncipes, acaban saliendo rana.

Txiki dijo...

Muy bunas las fotos. Pero a parte de Disney,hay que saber que todos los cuentos no siempre acaban igual. Hay mil versiones de la Caperucita, por ejemplo, y olvidate de principes, lo que te enseña el cuento es a superar obtáculos. Aunque las niñas solo se queden con lo que les interesa, o con lo que a disney les interesa vender...

Mac Dubh dijo...

Esta divertidisimo, besos cielo

Niniel dijo...

Txiki, ahí está es problema: que sólo vemos lo que queremos ver y luego somos incapaces de afrontar lo que se nos viene encima. Gracias por pasarte de nuevo por aqui. Un besote.

Así me gusta, Mac, que te rías. Creo que a ti te pega el de la Bella Durmiente. Aunque, si me permites el consejo, yo la dejaría seguir durmiendo y reharía mi vida. Sabes por donde voy, ¿no? Besos, grandullón.

Mac Dubh dijo...

Muy ocurrente...¿le doy valium o la dejo a su aire?jajaja

Niniel dijo...

Eso lo dejo a tu criterio. Ánimo, cielo.

AZAHARA dijo...

Tan malo es verlo todo negro como vivir en un mundo rosa... Muy interesantes estas fotos, sin duda te hacen pensar, eh?