"Hay personas que llenan huecos en tu vida que no sabías que existían"

miércoles, 24 de febrero de 2010

De Fenómenos Paranormales y Pinchazos

Hace como unas dos semanas, el coche me dio un susto. Estaba aparcada, con el motor en marcha, hablando con Turin, cuando de pronto aparece por la ventanilla una nube de humo blanco enorme y sentimos un profundo olor a humo dentro del habitáculo. Nos asustamos. Paré el motor, abrí las puertas y eché un vistazo pero no vi nada raro. y a mi alrededor no había ningún otro coche que pudiera haber originado la nube de humo al arrancar.

Volví a poner el coche en marcha para ver si se repetía el incidente pero no fue así. Dejé a Turin en su casa y me fui a la mía. Llamé a mi cuñado, que es mecánico y quedamos en que le echaría un vistazo al día siguiente. Lo estuvo probando y lo único que le encontró fue un poco de carbonilla en el tubo de escape y que estaba algo "dormido" porque yo no le doy demasiada caña. También me dijo que repasara la presión de los neumáticos, cosa que había hecho dos días antes. Hasta aquí el fenómeno paranormal.

Esta mañana, al llevar a mi amiga C. a rehabilitación he notado un ruido raro. Cuando he aparcado, he visto que la rueda delantera izquierda estaba muy baja de presión. He pensado (ilusa de mi) que yendo a la gasolinera e inflándola estaría solucionado. Cuando he llegado y he visto que por mucho aire que le metiera, la rueda no se hinchaba ni un ápice, me he dado cuenta de que debía estar mucho peor de lo que pensaba.


He llamado a mi padre, que se ha acercado a la gasolinera y, después de la pertinente bronca (con toda la razón del mundo) por mi dejadez, me ha cambiado la rueda. No es que lo haya pinchado: lo he reventado: Tiene tres cortes de unos 3 cm de largo en la cara interna del neumático.

Me ha llevado al taller y ha hablado con el mecánico. Mi poco cuidado por el coche me costará unos 100€ por el neumático, más otros 30€ por alinear de nuevo la dirección que seguro habrá quedado tocada.

El dinero de la reparación lo tenía guardado para gastarlo en un futuro próximo. Ahora mis planes se han ido al traste. Esta negligencia me enseñará a ser mucho más cuidadosa.

Editado el 27/02/10

Finalmente, tendré que cambiar todas ruedas porque están demasiado gastadas, lo que me supone un gasto aproximado de unos 300€...

¡Hay que ver lo que cuesta mantener a una criatura!

Níniel.

Tú lo has dicho. Tener un coche es como tener un criatura: los zapatos son los neumáticos, la chapa y la pintura el vestido, el motor el corazón y la salud, la gasolina la comida....

Al menos de esta experiencia sacarás algo provechoso.

Turin.

2 Comentarios:

AZAHARA dijo...

Me da una rabia que cuando pasa algo que encima te echen la bronca... aunque sea merecida, pero da coraje, jo.

Niniel dijo...

Sí, pero fue una bronca merecida por mi mala cabeza. Tengo que cuidar mas el coche. Podría haberme matado.