"Hay personas que llenan huecos en tu vida que no sabías que existían"

lunes, 14 de septiembre de 2009

El Roc de Sant Gaietà

El pasado 11 de septiembre, Diada de Catalunya, festivo para todos los residentes en esta comunidad autónoma, salí con S. a pasar el día fuera. Fuimos al Roc de Sant Gaietà, en Roda de Barà. Es un lugar precioso en el que no había estado antes.


Columnas en la Playa.

Barca decorativa en la orilla del mar.

Es una pintoresca urbanización constuida entre los años 1964 y 1972, promovida por Gaietà Bori Tallada, René Vandemeuter y Pere Sureda.


Preciosa torre.


Cala con el puerto al fondo.

Diseñaron una especie de pueblecito de pescadores con edificios ornamentados siguiendo estilos arquitectónicos antiguos (románico, gótico, mudéjar) o imitando rincones típicos de diversas zonas de España o Europa (patios andaluces, hórreos gallegos, casas sardas...).


El Tir de la Gallina es un mirador bajo los pinos


Callejón entre dos fincas

Hay también muchos elementos recuperados de antiguas masías y casas abandonadas. El conjunto, al estilo del Poble Espanyol, ha sido calificado a menudo como pasticho, mal echo, desordenado y desacreditado desde el punto de vista arquitectónico.

Restaurante


Pequeña Cala entre rocas

Sin embargo, constituye un lugar de gran interés turístico, agradable y sorprendente, bastante más interesante que la mayor parte de urbanizaciones convencionales que invaden la costa catalana.


La Playa Larga

Nos aventuramos por el Camino de Ronda desde el Roc de sant Gaietà hasta la Platja Llarga. Fue un paseo agradable con unas hermosas vistas, una temperatura estupenda y muy buena compañía. Al llegar a Platja Llarga comimos y luego nos adentramos por las callejuelas de la urbanización (con los nombres de las islas baleares) hasta dar con nuestro coche, aparcado a las afueras.

5 Comentarios:

Anónimo dijo...

Cuando volvamos visitaremos el interior de la isla de casas que hay al lado de la playa,que son preciosas.
S.

Niniel dijo...

Cuento con ello.

Mac Dubh dijo...

Desconocía totalmente la existencia de este lugar. Interesante

Niniel dijo...

Y por lo visto, nos perdimos lo mejor. Sólo paseamos bordeando la playa y nos dejamos llevar por el paseo de Ronda. "Olvidamos" ver el interior del pueblecito, al estilo del Poble Espanyol en Barcelona. Debe ser precioso.

Mac Dubh dijo...

Como te dicen por arriba ya sabes, a regresar