"Hay personas que llenan huecos en tu vida que no sabías que existían"

sábado, 25 de julio de 2009

París, Sábado Noche

Después del largo paseo que nos dimos, volvimos al hotel para refrescarnos, cambiarnos de ropa y salir a cenar. Saliendo del hotel, nos dirigimos al Boulevard des Italienes y giramos a la izquierda. Llegamos a una plaza donde está situada la Ópera Garnier. Vista de noche iluminada es espectacular (juraría que tenia alguna foto...).

Fachada principal

La Ópera Garnier, también conocida como Palacio Garnier u Ópera de París, es uno de los edificios más característicos del primer arrondissement (distrito) de París y del paisaje urbano de la capital francesa. Napoleón III de Francia ordenó su construcción al arquitecto Charles Garnier, quien lo diseñó en estilo Neobarroco.

Desde su inauguración en 1875, la ópera fue llamada oficialmente Academia Nacional de Música — Teatro de la Ópera. Conservó su título hasta 1978 cuando fue renombrada Teatro Nacional de la Ópera de París. En 1989 la Compañía de la Ópera trasladó su sede al recién construido Teatro de la Bastilla y su vieja sede recibió el nombre de Palacio Garnier, donde permanece la Academia Nacional de Música. A pesar del cambio de nombre oficial y del traslado de la Compañía de la Ópera, el Palacio Garnier sigue siendo conocido popularmente por el nombre de Ópera de París.

Lateral derecho.

El Palacio Garnier fue designado parte de la gran reconstrucción parisiense del Segundo Imperio Francés, promovida por el Emperador Napoleón III, quien escogió al Barón Haussmann para supervisar las obras. En 1858 el Emperador autorizó a Haussmann a derrumbar los 12.000 metros cuadrados requeridos para construir el segundo teatro para las renombradas compañías de ópera y ballet de París. El proyecto se puso en competencia en 1861, y fue otorgado a Charles Garnier (18251898). La primera piedra fue puesta en 1861, seguida del inicio de las obras en 1862. Se dice que la esposa del emperador, la Emperatriz Eugenia de Montijo, preguntó a Garnier durante la construcción si el edificio tendría estilo griego o romano, a lo cual respondió: «¡Es en estilo Napoleón III, señora!».[1]

La construcción de la Ópera tuvo varios contratiempos. La obra hubo de ser interrumpida al encontrarse cuevas con aguas subterráneas durante las excavaciones,[1] las cuales tuvieron que ser absorbidas con bombas durante 8 meses. También se interrumpió después del desastre de la Guerra Franco-Prusiana, la caída del Segundo Imperio Francés y la Comuna de París de 1870. Durante esta época la obra continuó en forma esporádica e incluso se rumoreó que la construcción de la Ópera sería abandonada.

Vista posterior

Aparece un incentivo para terminar de construir este edificio cuando la antigua Ópera de París, conocida como el Teatro de la Academia real de la Música (también conocida como Teatro de la Academia Imperial de Música), fue destruida por un incendio que duró 27 horas el 29 de octubre de 1873, dejando a París desesperada. Después de 1874, Garnier y su equipo de trabajo terminaron el teatro. El Palacio Garnier fue oficialmente inaugurado el 15 de enero de 1875.

Un poco más pequeño en escala que su predecesor, el Teatro de la Academia Real de Música, el Palacio de Garnier está conformado por 11.000 metros cuadrados, tiene una capacidad de aproximadamente 2.200 espectadores y un extenso escenario para 450 artistas. Es un edificio muy vistoso, su estilo es monumental, opulentamente decorado con frisos multicolores elaborados en mármol, columnas y lujosas estatuas, muchas de ellas representando a deidades de la mitología griega. Entre las columnas de la fachada frontal del teatro, hay bustos en bronce de muchos compositores famosos, como Mozart y Beethoven. El interior está adornado en terciopelo, hojas doradas, ninfas y querubines. La araña de luces del auditorio central pesa más de seis toneladas. El área del techo alrededor de la araña tiene una pintura de 1964 hecha por Marc Chagall

. Esta pintura ha sido materia de controversia, con muchas personas que sienten que desentona con el conjunto del resto del teatro.

Detalle de una de las esculturas de la fachada principal.

En 1969 el teatro recibió nuevas instalaciones eléctricas y en 1978 parte del Foyer de la Danse original se convirtió en un nuevo espacio para ensayos de la Compañía de ballet, obra del arquitecto Jean-Loup Roubert. En 1994 comenzó la restauración del teatro, la cual consistió en la modernización de la tramoya y de las instalaciones eléctricas, mientras se restauraba y preservaba el decorado y se fortalecía la estructura del edificio. La restauración fue terminada en 2006.

Trascendencia cultural

El Palacio y las cuevas subterráneas fueron los escenarios escogidos donde Gastón Leroux situó la acción de su novela El fantasma de la Ópera, que ha dado lugar a un musical y varias películas.

El Teatro Nacional de Rio de Janeiro fue inspirado en las líneas y formas del teatro de Garnier.

El «Teatro del Fantasma», en el hotel Venecia de Las Vegas, fue construido a semejanza de la Ópera Garnier.

La película biográfica María Antonieta de Sofia Coppola usa la entrada principal y la gran escalera del Palacio en la escena del baile de máscaras. Curiosamente, este aún no existía durante la época de la Reina María Antonieta y solo se terminó en 1875.

El edificio fue reproducido en el juego de simulación urbana SimCity 4 como la Casa de la Ópera, la cual se puede poner en la ciudad como un premio.

El Palacio se utilizó en la película animada Anastasia, cuando uno de los personajes observa el Ballet Ruso representando Cenicienta.

Esta es la única foto que he encontrado con la ópera iluminada. Si estuviera más oscuro, se recibiría mejor su belleza.

Después de cenar, nos fuimos a dormir tempranito ya que al día siguiente nos esperaba una larga excursión por París y Versalles. Pero eso, mañana.

2 Comentarios:

Mac Dubh dijo...

Realmente yo solo pasee por delante... no puedo aportar nada importante a lo que has dicho..Ah si, ha repetido una foto chavalina, besotes

Niniel dijo...

Una no... Dos. No me di cuenta. Gracias por decírmelo.