"Hay personas que llenan huecos en tu vida que no sabías que existían"

domingo, 26 de julio de 2009

Palacio De Versailles

El domingo por la mañana nos levantamos temprano: nos esperaba una visita al Palacio de Versailles y un paseo por París (que luego no pudimos hacer, ya lo explicaré más adelante).

Nos recogió a las 8 el guia de la excursión, un chico joven que ni se presentó y que apenas sabía español. Nos dijo que teníamos que recoger a 2 parejas más en 2 hoteles. Si no recuerdo mal, eran italianos, por lo que todas las explicaciones del guía fueron en ese idioma. Dentro de lo malo, nos enteramos de algunas de las explicaciones.


Plano del Palacio y los Jardines de Versailles.

El Palacio de Versalles (en francés: Château de Versailles, castillo, mansión de Versailles) es un edificio que desempeñó las funciones de una residencia real en siglos pasados. El palacio está ubicado en el municipio de Versalles, en Île-de-France. Su construcción fue ordenada por Luis XIV.


Luis XIV dejó París y decidió construir Versalles como una pequeña ciudad alejada de los problemas. Tendría varias etapas constructivas, marcadas por las amantes de Luis XIV.
Primera etapa (1661-1668): Sería un palacete de caza al que se añadieron dos alas laterales que, al cerrarse, conformaron la plaza de armas. Son fachadas de ladrillo y unifica la cubierta usando también la
pizarra y las mansardas.

La reja, asombrosamente dorada, vista desde el exterior.

Segunda etapa (1668-1678): Luis XIV pretende trasladar definitivamente la corte a Versalles. Añaden las dos alas laterales para dar prioridad visual al jardín, realizado por Jules Hardouin Mansart. La fachada que da al jardín está construida siguiendo el modelo italiano. Un primer piso de sillares almohadillados. Un piso noble de doble altura con crujías retranqueadas, jugando con entrantes y salientes y alternando columnas y pilastras. Por último, un tercer piso que sería el ático, rematado por una serie de figuras escultóricas (trofeos y jarrones) que casi no dejan ver la caída de la cubierta, la cual no es muy inclinada. Llegaron a vivir en él hasta 20.000 personas.

Tercera y última etapa (1678-1692): En esta ampliación, realizada por Mansart, se construyó la capilla real. Esto se considera importante, ya que luego se copia en el Palacio Real de Madrid, España. Está situada al extremo del palacio y posee una tribuna alrededor del templo, en cuyo altar mayor solía situarse el rey.

La reja desde el interior.

El jardín de Versalles es clasicista, ordenado, racionalizado. Con el paisajismo se obliga a la circulación. Crea una organización que relaciona todas las esculturas y fuentes y ensalza la monarquía. Las esculturas se señalan unas a otras. Progresiva civilización del jardín: muy ordenado, podado y cuidado en la zona próxima al palacio, y después se va asilvestrando, es decir que se hace más silvestre a medida que nos alejamos del palacio.

Fachada Principal

El conjunto del palacio y parque de Versalles, incluyendo el Gran Trianón y el Pequeño Trianón, fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1979.

Detalle del Reloj de la fachada principal.

En un inicio, la Chateau de Versalles no era mas que una casa de campo modesta construida por Luis XIII. En este lugar, el solía ir de caza y descansar de la ajetreada vida de París. Durante el reinado de Luis XIII Versalles no era ni remotamente algo parecido a un palacio, cosa que cambiaría cuando Luis XIV llegará al trono.

Tiempo después de que Luis XIV fuera coronado, el comenzó a buscar un lugar para vivir, cansado de haber habitado en diversos lugares como el Louvre o el Palacio Real. Una vez que conoció la Chateau de Versalles, la casa de campo de su padre, Luis XIII, decidió que era ahí donde quería vivir, por lo que invirtió mas de la mitad de los ingresos de todo un año del país para convertir la sencilla casa en un palacio digno de la realeza.

Posteriormente, durante los reinados de Luis XV y Luis XVI, Versalles sufrió poco a poco cambios que afectaron su majestuosidad. Jamás Versalles volvió a tener la atención que Luis XIV le prestaba y fue olvidado por la familia real.

Después de la Revolución Francesa, el Palacio de Versalles fue saqueado y ya casi no fue utilizado, salvo en ocasiones especiales como la coronación del emperador alemán en 1871 o la firma del Tratado de Versalles en 1919.

Fachada posterior que da a los jardines.

Hoy en día, Versalles es un palacio nacional en el que se reciben a jefes de Estado de otros países. Además, cuenta con varias secciones abiertas al público, las cuales son un gran atractivo turístico en la región. Igualmente, los majestuosos jardines del Palacio de Versalles tienen sus puertas abiertas y atraen a un gran número de visitantes. Estos son tan grandes que es posible rentar bicicletas e incluso carros de golf para recorrerlos.

video

2 Comentarios:

Mac Dubh dijo...

Recuerdo que lo visite la primera tarde que estuve en Paris y me perdí por los jardines....

Niniel dijo...

Ya lo contaré más adelante, pero nosotros tampoco tuvimos tiempo de visitarlos. Sólo hay algunas fotos desde las ventanas del palacio y algunas desde fuera a la parte mas cercana de los jardines.