"Hay personas que llenan huecos en tu vida que no sabías que existían"

jueves, 23 de abril de 2009

Iglesia Románica de Santa María de la Tossa

A la Iglesia de Santa Maria de la Tossa se llega subiendo a la montaña del mismo nombre, por una carretera estrecha entre los pinos. A medida que se va subiendo, el olor característico de estos árboles te embriaga.



Vista de los ábsides.

La iglesia es un edificio que fue construido en diversas etapas (nave central, ábside, capilla), que abarcan desde el primer periodo románico del siglo X, pasando por el siglo XI y hasta el siglo XVI. Es, por lo tanto, un edificio románico de transición.




Vista lateral y trasera.

Dispone de un plano basilical de tres naves acabadas a levante con tres ábsides semicirculares. Las bóvedas son irregulares y oscilan entre arco escarzano, pasando por un arco de medio punto, hasta convertirse en un arco rebasado de ligera herradura.



Vista de la única puerta del edificio, situada en un lateral. Como podéis ver, se acababa de celebrar una boda.

La separación de las naves se realiza a partir de seis arcadas apoyadas inicialmente sobre pilares rectangulares. En la actualidad cuatro de las arcadas están perfiladas con arcos de medio punto y están apoyadas sobre columnas cilíndricas que sustituyeron las rectangulares iniciales. A las dos restantes, los arcos tienden a hacerse escarzanas, y se asientan sobre pilares cuadrangulares originales.



Vista del Campanario.

Los ábsides presentan una decoración exterior puramente lombarda. Muestran un friso de dobles arquerías ciegas entre lesenas en todos los compartimentos, exceptuando el espacio central del ábside principal, donde la serie de arquerías es triple. El edificio conserva elementos de periodos posteriores: la puerta de acceso con elementos originales, pero rehecha en el siglo XVI, el campanario de poniente y la sacristía o capilla del Roser. La cubierta es de doble vertiente, construida con losas.



El interior, visto desde la puerta. La cara de pocos amigos que me puso el chico que limpiaba la puerta hizo que no me adentrara demasiado en la iglesia. Acababa de fregar.



Otra imagen del interior. Detrás de mi respecto a esta foto estaba situada la pila bautismal.

En el interior de la iglesia se conserva una sencilla pila bautismal, en forma de media esfera y sostenida por un corto pie cilíndrico, decorada con dos estrías paralelas que se disponen en zigzag en torno a la vasija. También se conserva otra pieza, utilizada comopila bautismal, que podría ser de los ss. XII o XIII o un poco posterior, consistente en un solo bloque de piedra dividido en dos partes mediante un motivo de soga, como si se tratara de un capitel y un fuste de columna sobre una base cuadrangular. La parte superior tiene forma de taza con dos asas macizas en la parte de arriba, ornada con una cinta horizontal que se entrecruza con otras verticales.



Pila bautismal, ornamentada con soga y cintas. A la derecha, planta de la iglesia.


En el interior se veneraba la Virgen de Gracia, una talla gótica de madera policromada de final del siglo XIV o del inicio del XV, una Virgen representada sentada con el Niño sobre su rodilla izquierda, salvada de la destrucción de julio de 1936 por la ermitaña Àngela Xuriguera. Actualmente hay una fiel reproducción del original, obra de Àlex Masalles i Rivera, bendecida el año 2005, ya que la original fue sustraída por unos desconocidos.



Reproducción de La Virgen de Gracia.

Otro día hablaré del castillo de la Tossa, situado a pocos metros de la iglesia.

Saludos,

Níniel.

3 Comentarios:

starfighter dijo...

La iglesia es preciosa, pequeñita como casi todas las románicas pero impresionante.

Mac Dubh dijo...

Me encantó sinceramente ver como haces de reportera.. y los comentarios a pie de foto, divertidísimos. Vas ganando chavala

Niniel dijo...

Star, es una iglesia diminuta. Me encantó. Tengo pendiente otra visita para verla bien por dentro.

Se hace lo que se puede, Mac. Aún me falta soltura.

Gracias por vuestros comentarios.