"Hay personas que llenan huecos en tu vida que no sabías que existían"

domingo, 10 de agosto de 2008

De Frustraciones Personales

En mi vida pensé que diría esto, pero ... Ojalá acaben pronto las vacaciones.

Sé que la convivencia es difícil. Sobre todo con otros familiares de tu pareja. Pero hasta ahora, nunca me había encontrado en una situación igual.

Llevo 5 años viviendo con Paskee, 5 veranos pasando entre 15 días y 1 mes y medio con mi suegra. El verano pasado sólo estuve 2 fines de semana por cosas del trabajo. Este verano estoy en paro y pensábamos estar desde mediados de julio hasta principios de septiembre con ella, pero dado el ambiente que se respira por aquí, creo que no voy a aguantar ni 2 días más.

Mi suegra ha tenido una vida difícil, ha tenido que afrontar una serie de problemas y cuestiones, casi siempre ella sola y, aunque le cueste reconocerlo, ya no es tan joven. Pretende cuidarse sola de los nietos para así darles libertad a sus hijos para que puedan descansar un poco, pero ella no puede con los niños. Son demasiado para ella: demasiado rápidos, demasiado inquietos, demasiados niños... Cuando lleva un rato con ellos, se estresa, se pone de los nervios, casi los mandaría a paseo...

Por eso, como no puede desfogar su impotencia con los niños, lo hace con los que tiene más cerca: los padres ( y en este caso, la tía Niniel, que pasa las 24 horas con ella).

Yo procuro ayudarla todo lo que puedo, pero cuando LA ABUELA te dice que no hagas esto, o no le digas lo otro a SU NIETO porque ella sabe más que tu, que ha criado a 3 hijos y tu no tienes ninguno, yo ( que soy por naturaleza tímida, reservada y un poco tonta) agacho la cabeza, me trago mi orgullo y me voy a un rincón. Luego cuando estoy a solas en mi cuarto se me llevan los demonios...

Imagino también que, como tiene una rodilla fastidiada, no puede hacer físicamente todo lo que quisiera para jugar y entretener a los niños. Esta mañana, le he oído contestar de mala manera a uno de ellos. Creo que ella también está saturada de todo este tema y ya lo paga incluso con los niños.

Es por este ambiente de tensión, de represión en el que se me prohibe incluso hablar a los niños, por el que deseo marcharme a casa. Pero no soy tan mala persona como para dejarla sola con los niños. Esperaré a que mis cuñados se vayan el jueves, para hacer las maletas yo también.

Y el próximo verano, cuando me pregunte hasta cuando nos quedamos, le contestaré: hasta que no pueda más.

1 Comentarios:

¡ PAPASKINEL !!! dijo...

GRACIAS por lo y ke y como lo dices, Nini. Lamento ke el antifaz ke por norma cubre mi cerebro me haya impedido percatarme de tu fatiga. Recuerrda ke yo soy una prestación más de tu vida. Tú decides y yo te persigo.¿Inbécil calzonazos? Puede pero bajo esa apariencia se encuentra una coraza hecha de agradecimiento. Por todo, además. Te Amo, pichurri!