"Hay personas que llenan huecos en tu vida que no sabías que existían"

domingo, 18 de mayo de 2008

Leyenda China

Cielo e infierno

Cierto día, un sabio visitó el infierno. Allí, vio a mucha gente sentada entorno a una mesa ricamente servida. Estaba llena de alimentos, a cual más apetitoso y exquisito. Sin embargo, todos los comensales tenían cara de hambrientos y el gesto demacrado. El motivo era el siguiente: Debían comer aquel arroz con una especie de palillos semejantes a aquellos con los que comen los chinos; pero no podían, porque eran unos palillos tan largos como un remo. Por eso, por más que estiraban su brazo, nunca conseguían llevarse nada a la boca.Impresionado, el sabio salió del infierno y subió al cielo. Con gran asombro, vio que también allí había una mesa llena de comensales y con iguales manjares. En este caso, sin embargo, nadie tenía la cara famélica; todos los presentes lucían un semblante alegre; respiraban salud y bienestar por los cuatro costados. Y es que, allí, en el cielo, cada cual se preocupaba de alimentar, con aquellos largos palillos, al compañero que tenía enfrente.

2 Comentarios:

A.Quintana dijo...

El ejemplo que pones de arroz chino,no tiene nada que ver con estar comparando los chinos con el infierno, no? Porque hoy, terremotos aparte, llamas olímpicas aparte, derechos humanos aparte, invaden e invierten en los comercios todos habidos y por haber de cualquiera de nuestras calles. No sé si dándose de comer unos a otros, o mas bien a los de siempre. Salud, desde el blog http://compartiendopinion.blogspot.com

Niniel dijo...

Nada más lejos de mi intención, A. Quintana. Me pareció una leyenda bonita, donde se da a entender que si todos noe ayudáramos entre nosotros, las cosas irían mucho mejor.

Bienvenido y racias por postear.