"Hay personas que llenan huecos en tu vida que no sabías que existían"

viernes, 2 de mayo de 2008

La Leyenda Del Arco Iris

Hace mucho, mucho tiempo, en la espesa selva verde esmeralda habitaban pequeños animalitos que provocaban la admiración de todos aquellos que tenían la suerte de poder verlos.

Eran siete magníficas mariposas, todas diferentes, pero cada una con sus alas pintadas de un color brillante y único.

Su belleza era tal, que las flores de la selva se sentían opacadas cada vez que las mariposas revoloteaban a su alrededor. Eran inseparables, y cuando recorrían la selva parecían una nube de colores, deslumbrante y movediza.

Pero un día, una de ellas se hirió con una aguda espina y ya no pudo volar con sus amigas.
El resto de las mariposas la rodeo, y pronto comprendieron que la profunda herida era mortal. Volaron hasta el cielo para estar cerca de los dioses y, sin dudarlo, se ofrecieron a realizar cualquier sacrificio con tal de que la muerte de su amiga no las separara. Una voz grave y profunda quebró el silencio de los cielos y les preguntó si estaban dispuestas a dar sus propias vidas con tal de permanecer juntas, a lo que todas contestaron afirmativamente.

En ese mismo instante fuertes vientos cruzaron los cielos, las nubes se volvieron negras, y la lluvia y los rayos formaron una tormenta como nunca se había conocido. Un remolino envolvió a las siete mariposas y las elevó más allá de las nubes.

Cuando todo se calmó y el sol se disponía a comenzar su trabajo para secar la tierra, una imponente curva luminosa cruzó el cielo, un arco que estaba pintado con los colores de las siete mariposas, y que brillaba gracias a las almas de estas siete amigas que no temieron a la muete con tal de permanecer juntas.



Desconozco su autor

0 Comentarios: