"Hay personas que llenan huecos en tu vida que no sabías que existían"

lunes, 28 de abril de 2008

LO QUE DICE EL LIBRO AL LECTOR

No me abras sólo para ver mi contenido.
No humedezcas la yema de los dedos para pasar mis hojas, ni tosas sobre mí, y no me tomes sino con las manos limpias.
Me sentiría mal, si sucio me prestases a otra persona para que me leyera.
No anotes nada en mis hojas, ni con la pluma, ni con el lápiz.
No me tomes por las tapas y cuando me leas no te apoyes en mí, ni con los codos, ni con los brazos,me harías daño.
No me dejes besar con las hojas la mesa o el sofá.
No pongas nunca entre mis hojas un cabo de pluma, lápiz u otra cosa que sea más gruesa que una hoja de papel, cansarías mi lomo.
Si cuando concluyas mi lectura, temes no acordarte donde quedaste, no pliegues la hoja, emplea una cinta o una tira de papel: son mis mejores amigos.
Entonces, ciérrame y déjame sobre la mesa hasta que quieras leerme otra vez.
Acuérdate que sólo debo estar contigo cuando me leas, pues tal vez sea buscado por otra persona a quien quiero complacer.
Cuídame mucho, puede ser que algún día llegue a tus manos otra vez y no te gustaría verme viejo, sucio y manchado.
Tenme siempre limpio y bien cuidado.
Yo, a cambio te ayudaré a ser feliz y te daré más ánimo para labrar tu futura dicha.

0 Comentarios: